Gabilondo pide que, pese a la crisis, se conceda prioridad al gasto en educación

El ministro anticipa que la partida para becas y ayudas al estudio se
incrementará un 8’8% para el presente curso 2010-2011

“La educación es la mejor política social y, además, es la mejor política económica”. Así lo ha expresado el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press. Igualmente, ha anticipado que la partida para becas y ayudas al estudio se incrementará un 8’8% este curso 2010-2011, aunque los presupuestos generales para la administración pública sufran un descenso cercano al 7%.

El ministro durante su intervención en los Desayunos de Europa Press. (Foto: Marta López)

Madrid. M. GIRON
Durante su conferencia Gabilondo ha hecho un llamamiento a las administraciones públicas y a las universidades y ha pedido que “no se pague con la educación la crisis económica”. Durante 2011 los presupuestos “serán todavía los de un país que debe remontar”, aunque se espera que la inversión pública en educación se acerque al 5’11% del PIB, con las administraciones públicas y las universidades destinando a la formación casi 54.000 millones de euros. Con ello, desde 2004 esta cantidad se habrá incrementado un 46%.
Por otra parte, y pese al dato de que el 44% de los titulados superiores españoles tienen un puesto de trabajo de menor cualificación, el ministro ha defendido la importancia de fomentar la educación superior, universitaria o no. “Nunca hay demasiada formación, nunca hay sobrecualificación”, ha insistido Gabilondo, recordando que se prevé que en el año 2020 el 85% de los puestos de trabajo requerirán en Europa titulados medios o superiores.
Igualmente, ha pedido que no se mande el mensaje de que da igual estudiar o no, alegando que siempre se acaba en el paro, o de que es problemático saber demasiado, porque “resultaría suicida para los jóvenes”. En este sentido, las estadísticas de Eurostat son insistentes: a más formación menos paro. Pero sobre todo, “una persona formada es una persona con más opciones de desarrollarse social y  personalmente. En el futuro una persona sin educación será como un ciudadano sin carnet y sin voto, porque tendrá derechos y libertades que no sabrá utilizar”, ha añadido el ministro.

Jóvenes “ni-ni”

Sin embargo, el titular de educación ha reconocido que en España hay un 14% de jóvenes menores de 24 años que no estudian ni trabajan, y el paro juvenil, situado en un 40’9%, es el doble de la media europea. No obstante, este año se alcanzan tasas históricas de escolarización en nuestro país, situándose en el 80% entre los 15 y los 18 años, similar a otros países de la OCDE. Respecto al abandono escolar, que en estos momentos es de un 31%, el Gabilondo ha afirmado que “tiene que ser drásticamente disminuido porque es una pérdida de capital humano que España no se puede permitir”.
Para incrementar el número de estudiantes en educación postobligatoria se reforzarán los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) y se flexibilizarán las diferentes opciones formativas (FP, bachillerato, universidad), entre otras acciones. En este sentido, el ministro apuesta por fomentar la Formación Profesional como “un paso ineludible que no va en detrimento de la formación universitaria”. Algunas comunidades autónomas como Cataluña y Canarias ya han solicitado más plazas para determinadas titulaciones de FP ante la demanda generada. Además, se va a incrementar el número de centros integrados de FP, especialmente, los que ofrecen formación tanto a jóvenes en edad escolar como a la población trabajadora. Igualmente, se está apoyando a los desempleados en la realización de masteres, y se está potenciando la formación profesional online. El próximo curso estudiaran por esta vía un 72% más de alumnos que este año y llegarán a impartirse 100 títulos de FP por Internet.

Educación europea

Respecto al Espacio Europeo de Educación Superior, el ministro recuerda que se ha cumplido que se ha cumplido el objetivo de que todos los primeros cursos de Grado Universitario estén adaptados al Plan de Bolonia. Este año habrá 2337 Grados, 2776 Másteres y 1653 Programas de Doctorado que han sido verificados por el Consejo de Universidades.
Por otra parte, la modernización del sistema educativo pasará por un impulso decidido a programas como Escuela 2.0, que erradiquen el analfabetismo tecnológico, y al aprendizaje de idiomas. En el curso 2009-2010 se destinaron 68’8 millones de euros a la enseñanza de lenguas extranjeras, lo que permitió que más de 47.000 personas recibieran cursos de inmersión o en el exterior. El próximo curso el número de auxiliares de conversación extranjeros aumentará un 38%.
Asimismo, el rendimiento escolar seguirá mejorando con el aumento de las plazas de escolarización de 0 a 3 años (que ya se han duplicado desde 2004), e incrementando los programas de refuerzo y apoyo educativo (PROA). También se pondrán en marcha nuevos programas de apoyo al alumnado con mayor capacidad y motivación.
Por último, el ministro de Educación ha hecho referencia al Pacto en Educación asumiendo la responsabilidad de su fracaso, lamentando que “no había mucho clima político”, pero que en lo estrictamente educativo se estaba “muy cerca”. Se consiguió un gran consenso sobre muchos aspectos que van cuajando en las Conferencias Sectoriales de Educación, ha añadido Gabilondo, que ha pedido al PP y a los partidos políticos que se llegue a acuerdos concretos que conformen un gran consenso no explicitado.

 

arriba