Nueva campaña de la FAD para enseñara a los padres a educar en valores desde la infancias

El spot “Enséñales a vivir” pretende prevenir los consumos de drogas y otras conductas de riesgo social en la adolescencia

El objetivo de la nueva campaña publicitaria de la FAD es sensibilizar sobre la importancia de la educación en valores desde la edad infantil para prevenir situaciones de riesgo en la adolescencia. Para orientar y asesorar a los padres y madres de toda España la Fundación ha puesto en marcha además una oferta de cursos online gratuitos. La inscripción puede realizarse a través de la web www.fad.es En las imágenes algunos momentos del spot publicitario "Enséñales a vivir".

Madrid. A. LEGORBURU
La FAD ha lanzado un nuevo spot “Enséñales a vivir” con el que se quiere hacer un llamamiento a la sociedad sobre la importancia de educar en valores desde la edad infantil para prevenir consumos de drogas y otras conductas de riesgo social en la adolescencia.
Según datos de diferentes investigaciones de la FAD se ha comprobado que estas conductas de riesgo (consumo de drogas, actos delictivos, conductas sexuales de riesgo, violencia, problemas escolares, conducción temeraria de vehículos, etc) se correlacionan con el aprendizaje previo de ciertos valores y actitudes.
Durante la presentación de la campaña, el director general de la FAD, Ignacio Calderón, ha comentado que “los jóvenes se van a encontrar con situaciones de riesgo social tarde o temprano en su vida. Si antes de eso no les hemos preparado para enfrentarse a ellas, tenemos gran parte de la batalla perdida”.
“Enséñales a vivir” quiere concienciar a los padres de que son agentes responsables, imprescindibles e insustituibles en los primeros años del proceso educativo del menor. Además con este spot se pretende apelar a la responsabilidad de la familia como de la escuela dentro del proceso de transmisión de valores, sin que quepa la posibilidad de delegar su responsabilidad ya que son agentes indispensables e insustituibles.
El spot “Enséñales a vivir” fue diseñado por la agencia de publicidad La Banda Arnold, actualmente Arnold 4D, y en él se vuelve a recuperar como cierre el lema “La educación lo es todo”, una línea de comunicación que la FAD ha mantenido activa desde el año 2001.

Desorientados

Según investigaciones de la FAD, casi un 23% de jóvenes de 14 a 25 años se ha visto envuelto en peleas callejeras, el 20% ha “pillado” drogas alguna vez, el 18,2% ha robado en algún establecimiento público, casi el 10% ha destruido mobiliario urbano y el 7,3% ha cometido algún hurto a compañeros o amigos.
Se trata de una serie de conductas de riesgo social entre adolescentes a las que los padres no saben cómo hacer frente o ante las que afirman sentirse desorientados. De hecho, un tercio de los padres españoles confiesa abiertamente que siente que no educa bien o que no sabe hacerlo, según la Fundación.
Esta desorientación produce un sentimiento de frustración en los padres (uno de cada cinco confiesa sentirse desbordado) y que, en muchos casos, se acabe delegando en otros agentes educativos (el 60% de los padres pide más implicación del sistema educativo).
En ese sentido, la FAD está inmersa de lleno en un proceso para intentar colaborar en la difícil tarea de “Enseñar a vivir” a los más jóvenes. Con este fin se han puesto en marcha determinadas acciones y programas educativos dentro del ámbito familiar.
Desde el pasado dos de noviembre la Fundación ha puesto a disposición de todos los internautas una importante oferta de cursos online dirigidos a padres y madres que deseen orientación o aprender pautas de acción en relación con la educación de sus hijos. La inscripción es gratuita y puede realizarse a través de www.fad.es

Programa “Familia”

Dentro de los programas preventivos en los que trabaja actualmente la FAD, destaca el Programa “Familia”, que ha sido diseñado para fortalecer el papel preventivo del consumo de drogas en ese ámbito, desde el convencimiento de que prevenir en la familia es algo natural a la misma, es decir, algo posible de realizar día a día, de forma sencilla y constante desde una edad muy temprana.
Los objetivos principales del programa son:
-Mejorar la comunicación dentro de la familia: cómo hacer una crítica, cómo escuchar, cómo defender las posturas propias
-Aumentar la calidad de la vida afectiva de la familia: cómo incrementar la autoestima de los hijos, cómo expresar afecto y recibirlo, etc.
-Cómo poner límites a los hijos: la influencia de esos límites en el clima familiar, saber poner normas y saber hacerlas cumplir.
-El ocio y el tiempo libre como espacios para educar.
-Cómo entender y relacionarse con los hijos teniendo en cuenta su momento de desarrollo.
-Cómo y cuándo hablar de drogas, cómo afrontar situaciones de consumo iniciales si se producen.

arriba