Ayudas para agrupaciones y redes de centros e instituciones educativas

Bruselas aboga por planes de igualdad para luchar contra la discriminación por sexo

La UE defiende el acceso de los gitanos a la Educación como vía de integración social

La enseñanza del español en Sudáfrica se triplica en las últimas dos décadas
La Comisión Europea recomienda a los padres la enseñanza de idiomas desde los seis años

Ayudas para agrupaciones y redes de centros e instituciones educativas

Madrid. La Secretaría de Estado de Educación y Formación Profesional ha hecho pública una resolución, recogida en el “Boletín Oficial del Estado” de fecha 5 de octubre, por la que se convocan ayudas destinadas a promover agrupaciones de centros con características singulares e instituciones públicas del ámbito de la educación para realizar y poner en práctica proyectos comunes (Programa ARCE).
Los destinatarios de estas ayudas deben ser instituciones que den apoyo a los centros educativos, a los profesionales de la educación, al alumnado o a sus familias. Deben ser centros docentes públicos que dispongan de servicios diferentes a los estrictamente escolares, que tengan un patrimonio histórico u otro tipo de singularidad.
Para los beneficiarios de las ayudas que reciban otras subvenciones para la misma finalidad, su cuantía no podrá superar el coste de la actividad subvencionada.
El importe máximo de la ayuda será de 391.610 euros, aunque puede ser ampliado hasta 500.000 euros si hubiera una incorporación de crédito a esta partida presupuestaria. A los destinatarios de las ayudas se le permite establecer agrupaciones de dos o más centros o instituciones, todas ellas de diferentes Comunidades Autónomas o ciudades de Ceuta y Melilla, para desarrollar un proyecto común que deberá realizarse en equipo entre todos los participantes y cuya duración será de dos años.
Para participar en el programa, las instituciones y centros deberán contar con la aprobación del Consejo escolar o institución de participación, si lo hubiere. Además debe notificar la participación a su respectiva Administración educativa.
El plazo máximo para al presentación de solicitudes será hasta el 30 de octubre.

 
   

Bruselas aboga por planes de igualdad para luchar contra la discriminación por sexo

Madrid. Todas las escuelas y universidades de la UE deben poner en marcha políticas de igualdad entre hombres y mujeres con objetivos bien definidos y sometidas al control de órganos independientes. Y los centros educativos que no lo hagan tienen que ser sancionados. Así se desprende de las recomendaciones de del informe “Género y Educación” elaborado por encargo de la Comisión Europea. Su principal conclusión es que las diferencias y discriminaciones entre los sexos persisten en la educación, tanto por lo que se refiere a la elección de las carreras como en los resultados.
De acuerdo con el estudio, es necesario, “obligar a las escuelas y las universidades a elaborar políticas de igualdad que sean objeto de un seguimiento regular y de una evaluación pública. Igualmente, deben imponerse sanciones a los centros que no pongan en marcha estas políticas". También se constata que los chicos procedentes de la clase trabajadora, independientemente del grupo étnico o cultural al que pertenezcan, son los que tienen más posibilidades de padecer dificultades de alfabetización y de protagonizar casos de abandono escolar, en un porcentaje muy superior al de las chicas de su mismo nivel social.
Mientras, los chicos de clase media y alta no registran unas tasas tan altas de abandono escolar, por lo que los expertos subrayan que las diferencias entre sexos están estrechamente ligadas a otros factores como la clase social o la pertenencia a un grupo étnico o a una minoría.
Los expertos insisten además que el género sigue siendo un “factor determinante” en los estudios universitarios. El perfil de las carreras como matemáticas, ciencia y tecnología es principalmente masculino, mientras que los estudios de orientación sanitaria o social son “desmesuradamente femeninos”..Esta diferencia responde, según los redactores del informe, a factores a la vez culturales y organizativos.
Por ello, los técnicos recomiendan que se pongan en marcha programas para animar a las mujeres a inscribirse en cursos de matemáticas, ciencia y tecnología. También defienden redefinir las carreras sanitarias y sociales y promoverlas para que resulten atractivas tanto para los hombres como para las mujeres.
El estudio indica que la propia educación supone una auténtica oportunidad para combatir los estereotipos de lo masculino y lo femenino. Por ello recomienda que se imparta formación sobre la igualdad entre hombres y mujeres en todos los niveles educativos. También debe formarse en esta materia a los profesores.

 
   

El CERMI pide que el material del Plan Escuela 2.0 sea accesible para alumnos discapacitados

Madrid. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) pidió hoy al Ministerio de Educación y a la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial que los ordenadores que se doten dentro del Plan Escuela 2.0 sean accesibles para alumnos con distintas discapacidades, de acuerdo con el principio de diseño para todos.
También pide que los programas de formación dirigidos a perfeccionar las competencias y habilidades del profesorado en el uso de las tecnologías y dispositivos implantados como consecuencia de este programa, “deberán incorporar módulos sobre accesibilidad, diseño para todos y necesidades específicas en razón de las distintas discapacidades del alumnado”, según el CERMI. El objetivo, según este organismo es que los profesores “puedan interactuar en las mejores condiciones para el aprendizaje y el óptimo aprovechamiento escolar”.
El CERMI sostiene que “las administraciones educativas podrán consultar con las organizaciones representativas de la discapacidad del territorio para conocer anticipadamente sus criterios, propuestas y sugerencias, colaborando en su caso en su correcto despliegue y desarrollo”.

   
   

La UE defiende el acceso de los gitanos a la Educación como vía de integración social

Madrid. El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, ha defendido la incorporación de la comunidad gitana al sistema educativo como vía de integración de este colectivo, que representa la minoría étnica más importante de la Unión Europea (UE) tras las ampliaciones de 2004 y 2007.
“La situación de los gitanos es uno de los mayores problemas de la Europa actual ya que viven estigmatizados y socialmente excluidos”, lamentó el comisario en una comparecencia ante los medios, con motivo de la reunión que celebró, en Bruselas, el Foro Europeo para la Integración Social de los Gitanos la última semana de septiembre.
Esta plataforma, según informa Efe, convocada por vez primera en Praga el pasado abril, analizó los diferentes métodos que pueden mejorar el acceso de los gitanos a una enseñanza de calidad.
Durante el encuentro se recalcó que las carencias educativas generan un “círculo vicioso” de paro y pobreza que, además, sirve para seguir alimentando estereotipos y prejuicios.
Spidla valoró el papel que puede jugar la UE a la hora de establecer unos principios comunes que guíen la actuación de los Veintisiete, aunque recordó que la Educación es una competencia que depende de las autoridades nacionales. Por ello, pidió a los países miembros que diseñen medidas específicas que ofrezcan a los gitanos oportunidades para ser incluidos dentro de la sociedad europea.
Junto a la extensión de la educación, el responsable comunitario citó el acceso a la vivienda y al empleo como elementos imprescindibles para acabar con la discriminación política, económica y social que sufre la comunidad romaní.
El secretario de Estado de Integración y de la Igualdad de oportunidades de Suecia -país que este semestre ejerce la Presidencia de la UE-, Christer Hallerby, recalcó, por su parte, que el éxito de la integración de los menores en el sistema educativo depende en gran medida de sus padres. Para ello, Hallerby abogó por el establecimiento de “vínculos” entre los centros educativos y las familias en su conjunto.

   
   

La enseñanza del español en Sudáfrica se triplica en las últimas dos décadas

Madrid. Aunque se mantiene en cifras muy modestas, la enseñanza universitaria del español en Sudáfrica se ha multiplicado casi por tres desde 1990, y de 160 estudiantes hace dos décadas se ha pasado a 450 en la actualidad, según cifras del Instituto Cervantes.
“El español tiene más y más aceptación a nivel universitario, pero su promoción es una cuestión de trabajar más duro, sobre todo a nivel de Embajada y sección cultural”, afirma Eduardo Arques, lector de español en la Universidad de Witwatersrand, conocida popularmente como “Wits”, de Johannesburgo.
Para Arques, uno de los pocos lectores de español que hay en las universidades de Sudáfrica, un país de unos 45 millones de habitantes y la mayor economía de África, “es fundamental establecer un Instituto Cervantes en la región austral de África, porque no hay ninguno, y eso ayudaría definitivamente a impulsar el español”.
En África subsahariana no hay centros del Instituto Cervantes y en Sudáfrica la presencia de lectores y estudiantes en universidades es escasa, incluso en relación con las cifras, mucho más elevadas, de otros países de la región, como Senegal o Costa de Marfil.
El idioma español se imparte en Sudáfrica en tres universidades: la Sudafricana de Educación a Distancia (UNISA), con sede en Pretoria; la de Ciudad del Cabo y la de Witwatersrand.
Además, en el nuevo sistema educativo de la secundaria sudafricana, implantado en 2006, que fomenta el “multilingüismo auditivo”, el español está presente por primera vez entre las asignaturas oficiales.
Sin embargo, el Gobierno español debería poner más énfasis en su difusión, insiste Arques, pues a diferencia del francés y el alemán, los idiomas más estudiados en Sudáfrica como lenguas extranjeras, los estudiantes de español de la Universidad de Wits no obtienen una diplomatura al acabar el curso.

   
   

La Comisión Europea recomienda a los padres la enseñanza de idiomas desde los seis años

Madrid. La Comisión Europea (CE) ha recomendado a los padres europeos que apoyen el aprendizaje de idiomas para los niños menores de seis años a través de la campaña “Picolingua”, que destaca las ventajas de la enseñanza lingüística preescolar.
El objetivo de esta campaña, informa Efe, es “que cada ciudadano tenga la posibilidad de aprender lo antes posible al menos dos idiomas, y lograr que el aprendizaje de lenguas extranjeras esté al alcance de todos y no sólo de los más privilegiados”, según afirmó el comisario europeo de Multilingüismo, Leonard Orban, en rueda de prensa celebrada en Bruselas.
Según datos de 2007, el 60% de los alumnos de secundaria europeos estudian dos o más idiomas extranjeros, mientras que un tercio estudia un solo idioma y un 10% no estudia ninguno.
En España, los centros educativos ofrecen la posibilidad de impartir un curso de iniciación a una lengua extranjera en el último año de Educación Infantil (a edades de entre cinco y seis años), opción que se hace obligatoria en la Educación Primaria.
Algunos Estados miembros como Francia, Holanda, Lituania o Letonia promueven la enseñanza de inglés en las guarderías, mientras que en Dinamarca este idioma se estudia de forma obligatoria desde los tres años.
La Comisión considera que ya se ha superado el temor entre los padres a que el aprendizaje precoz de un idioma foráneo -generalmente el inglés- pueda interferir en el de la lengua materna, aunque ve más difícil que estén abiertos a la enseñanza de otras lenguas.
“En los años setenta, numerosas teorías decían que lo mejor era que los pequeños estudiaran bien sólo su idioma materno; hoy por hoy, los estudios científicos muestran claramente que el aprendizaje precoz aporta ventajas extraordinarias”, subrayó Orban, quien agregó a este respecto que “los niños pueden aprender jugando y divirtiéndose, sin darse cuenta de las dificultades que tienen las lenguas para un estudiante adulto”.
Según la CE, está demostrado que la enseñanza de idiomas por encima de los tres años de edad “no causa ningún problema real en el aprendizaje y uso de la lengua materna”, y las “interferencias” que pueden producirse son sólo temporales. Por el contrario, “se estimula la sensibilidad al sonido y ritmo de los idiomas, y si el aprendizaje también se extiende a la escritura, los niños tienden a una comparación entre los dos sistemas escritos”, explica la Comisión en un comunicado.
Además, algunos estudios científicos muestran que el aprendizaje temprano de idiomas mejora habilidades cognitivas no verbales como las matemáticas, según la CE.
Orban mostró su apoyo a que el aprendizaje temprano se extienda también a las lenguas no oficiales habladas en la Unión Europea, y resaltó que la enseñanza precoz “no sólo se debería aplicar a los veintitrés idiomas oficiales, sino a los más de sesenta minoritarios y a los hablados por los inmigrantes”.

   
arriba