Nueve millones de niños mueren cada año por enfermedades evitables

Save de Children denuncia que será necesario un mayor esfuerzo financiero antes de 2015 para poder cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio

La ONG ha lanzado la campaña "Todos contamos para salvar vidas", que espera alcanzar el cuarto Objetivo de desarrollo del Milenio, reducir en dos tercios la mortalidad infantil de menores de cinco años hasta 2015. Save de Children señala que las soluciones y la tecnología para salvar vidas existen, lo que se necesita es un incremento de los fondos dedicados a construir sistemas sanitarios sólidos y a proporcionar tratamientos que eviten las enfermedades que provocan estas muertes.
La cantante Annie Lennox, el director de Save de Children, Alberto Soteres,y la actriz Julia Ormond en la presentación de la campaña.

Madrid. A. LEGORBURU
El nuevo informe de Save de Children La siguiente revolución denuncia que a pesar de la disminución de la mortalidad infantil registrada en la última década, casi 9 millones de niños perderán la vida antes de cumplir los cinco años en 2009. El 90% por causas tratables o prevenibles como la neumonía, la diarrea, el sarampión, la malaria, el VIH/SIDA y una variedad de complicaciones relacionadas con el embarazo, el parto y el cuidado del recién nacido. Además el 97% de estos niños y niñas se concentran en países de ingresos bajos o medios, y pertenecen a las comunidades más pobres y marginadas dentro de sus países. En Afganistán, uno da cada cinco niños morirá antes de cumplir los cinco años; mientras que en toda la región de África subsahariana esta cifra asciende a uno de cada siete.
Además la ONG destaca, dentro de su informe, que dos millones de niños y niñas que mueren al año durante su primer día de vida, que tres millones mueren en su primera semana de vida, y cuatro millones durante sus primeros 29 días de vida. El informe señala que el número de países en los que tiene lugar más de la mitad de todas las muertes de niños y niñas son India, Nigeria, República Democrática del Congo, Etiopía, Pakistán y China.
La organización denuncia que cada día 25.000 niños menores de cinco años pierden la vida y que entre 200.000 y 400.000 lo harán hasta el año 2015 como consecuencia de la crisis financiera mundial. Y por último, el documento hace hincapié en la necesidad de recabar entre 36 y 45 millones de dólares como fondos adicionales antes de 2015 para poder cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de mortalidad infantil y materna.

Fondos adicionales

Save de Children se queja de que “a diferencia de otras enfermedades, como el SIDA, o de problemas nuevos como el cambio climático, la mortalidad neonatal e infantil en los países pobres carece de una base de apoyo social significativa, a nivel tanto público como político”.
De esta forma, en los próximos años la ONG centrará gran parte de su trabajo en su campaña “Todos contamos para salvar vidas”, que tiene como objetivo alcanzar el cuarto Objetivo de desarrollo del Milenio, reducir en dos tercios la mortalidad infantil de menores de cinco años hasta 2015.
Para Alberto Soteres, director general de Save de Children, “los costes de alcanzar el objetivo de reducir en dos tercios la tasa de mortalidad infantil son pequeños en términos globales, especialmente cuando los comparamos con las sumas colosales que han movilizado los países ricos para rescatar a sus instituciones financieras” y además “todos contamos para pedir a los Gobiernos que cumplan el compromiso de reducir la mortalidad infantil”. "Pongámonos en la piel de unos padres que pierden a su hijo de tres años a causa de la diarrea porque no pueden conseguir sales de rehidratación oral" declaró Alberto Soteres, director de Save the Children "Las sales de rehidratación oral para combatir los efectos de la diarrea cuestan sólo 50 céntimos y la vacuna contra el sarampión apenas 15 céntimos de euro. Existen soluciones efectivas y de bajo coste para poner fin a la mortalidad infantil, pero los Gobiernos no están haciendo lo suficiente".

Premios Amigo de los Niños 2009

Dentro del marco de la presentación de la nueva campaña "Todos contamos para salvar vidas", se han entregado los premios Save de Children Amigo de los Niños, que han contado con la colaboración del BBK, y que han recaído en las actrices Julia Ormon y Claudia Cardinale, en la cantante Annie Lennox, en el escritor Eduardo Galeano y en la soprano Bárbara Hendricks. Estos galardones reconocen el trabajo realizado a favor de la infancia en el mundo y en especial el esfuerzo para conseguir un mundo mejor en el que todos los niños y niñas tengan esperanza e igualdad de oportunidades.
Annie Lennox y Julia Ormond han pedido que la sociedad sea consciente de la pobreza y de la muerte anual de nueve millones de niños y también pidieron un boicot a las empresas que usan mano de obra esclava, unas realidades que suceden “delante de nuestras narices, pero son invisibles”.
La cantante británica dijo que “los datos de muerte y pobreza pueden sonar a abstracto, pero ocurren y, por tanto, hay que conectar con estas cifras en los países ricos”. Y pidió a los medios de comunicación que informen de estos temas en primera plana, “no en páginas interiores”, y reclamó un mayor trabajo conjunto entre las ONG, a las que gustaría ver reunidas más a menudo.
Ormond, presidenta y fundadora de la Alianza para acabar con la Esclavitud (www.assatcampaign.org) y embajadora de derechos humanos de la ONU, apeló al consumidor para romper la cadena que perpetúa la pobreza en el tercer mundo, boicoteando productos cuya procedencia se desconozca o resulte sospechosa. Según la actriz", los Gobiernos no harán nada si la población no se lo pide y, aunque no se trate de "avergonzar" a las empresas, sí hay que decirles que "ellos conocen mejor su cadena de suministro que nosotros y pueden acabar con la esclavitud".

arriba