El Consejo General de FP propone la puesta en marcha de 25 Centros de Referencia Nacional

Nueve de ellos son de nueva creación y los restantes funcionaban como Centros Nacionales de Formación

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, y el director general de Formación Profesional, Miguel Soler, han presidido la reunión de la Comisión Permanente del Consejo General de Formación Profesional, en la que se propuso la puesta en marcha de 25 Centros de Referencia Nacional.

Madrid.
Los Centros de Referencia Nacional son, según ha explicado la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, “centros públicos que tienen como función principal realizar acciones de innovación y de experimentación formativa en el ámbito del sector productivo que tengan adjudicado”.
En la reunión de la Comisión Permanente del Consejo General de Formación Profesional se ha propuesto la creación como Centros de Referencia de 9 centros de formación pertenecientes a distintas comunidades autónomas ya existentes y se han calificado como tales a los 16 Centros Nacionales pertenecientes al Servicio Público de Empleo.
La relación de Centros de nueva creación es la siguiente: Centro de Seguros y Finanzas de Fuencarral (Madrid); Instituto de Formación Profesional “La Misericordia”, de Valencia, Consorcio Andaluz de Formación Integrada de Industrias del Ocio, de Ciomijas (Málaga);
Escuela de Hostelería de las Islas Baleares; Centro de Nuevas Tecnologías “Think Tic”, de La Rioja; Consorcio Escuela de la Madera de Córdoba; IES Bosanova (Barcelona), y, en la familia profesional de Sanidad, el Instituto Sanitario Universitario de Pamplona.
Los dieciséis Centros Nacionales de Formación Profesional Ocupacional (CNFPO), que han sido calificados como Centros de Referencia Nacional, están situados en Don Benito (Badajoz), Los Realejos (Tenerife), Santiago de Compostela (A Coruña), Hospitalet (Barcelona), Ciudad Real, Paracuellos (Madrid), Leganés (Madrid), Guadalajara, Imarcoain (Navarra), Langreo (Asturias), Getafe (Madrid), Moratalaz (Madrid), Salamanca, Paterna(Valencia), Cartagena (Murcia) y Valladolid.
Además, otros nueve centros se encuentran en reserva, ya que están en fase de construcción y pasarán a ser centros de referencia cuando entren en funcionamiento. Es el caso de los centros de El Anillo (Cáceres), Torrelavega (Cantabria), Illescas (Toledo), Mérida (Badajoz), Las Palmas, Martorell (Barcelona), Mahón (Menorca), Zaragoza y PARBIC (Mallorca).
Con la implantación de la Red de Centros de las 26 familias profesionales los jóvenes verán mejorada la oferta educativa y las empresas podrán contratar trabajadores que se adapten mejor a sus necesidades. En esta primera fase, hasta 2011, se calcula que puedan beneficiarse unos 80.000 trabajadores, sobre todo de sectores emergentes.

Cualificaciones profesionales


En la reunión de la Comisión Permanente del Consejo General de Formación Profesional se informó, además, sobre distintas cualificaciones profesionales que formarán parte del Catálogo Nacional; sobre los certificados de profesionalidad de distintas familias profesionales, y sobre los proyectos de Real Decreto sobre distintas titulaciones.
La creación, o en su caso calificación, de estos Centros forma parte de la Hoja de Ruta que el pasado mes de octubre presentaron los ministerios de Trabajo e Inmigración y de Educación, y que tenía como objetivo impulsar un nuevo modelo que fomente la formación continua a lo largo de la vida, el trasvase de unas actividades profesional a otras y el reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación.
La Hoja de Ruta contemplaba como una de las actuaciones principales la implantación de una Red de Centros de Referencia Nacional de las 26 familias profesionales. Unos centros, como significó Maravillas Rojo, que “van a ser referencia para el conjunto del sistema de la Formación Profesional, no sólo para los centros de formación para el empleo, sino también para los centros del sistema educativo”.
Estos centros de innovación y experimentación en materia de formación profesional estarán en las distintas comunidades autónomas, serán punteros cada uno en su área y promoverán las medidas y programas de investigación que sean precisos para atender las necesidades de los sectores emergentes e innovadores.
Entre las funciones de estos centros figuran analizar nuevas tendencias formativas, experimentar su puesta en práctica, establecer criterios de referencia para el resto de centros de formación y promover redes con organizaciones empresariales y sindicales y con universidades.
Los Centros de Referencia impartirán formación para alumnos de todo el Estado, que realizarán su aprendizaje de acuerdo con los Planes de Trabajo Anuales basados en los Planes de actuación plurianual de carácter estatal. La financiación de las actividades correrá a cargo de la Administración General del Estado.

En la primera fase de funcionamiento de los Centros de Referencia Nacional, hasta 2011, se calcula que puedan beneficiarse unos 80.000 trabajadores, sobre todo de sectores emergentes.
(Foto: Rafael Martínez)
arriba