Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Atención a alumnos con déficit
de atención por hiperactividad

El desarrollo de la inteligencia emocional mejora
en un 95% el rendimiento de los estudiantes con TDAH, según un programa de un centro alicantino

Un centro de enseñanza concertada de Villena (Alicante) ha realizado una experiencia educativa aplicada a alumnos con trastorno con déficit de atención por hiperactividad (TDAH) que la logrado, mediante el desarrollo de la inteligencia emocional, mejorar el rendimiento académico de estos escolares en un 95%.

Durante el curso académico 2003-2004 se puso en práctica un Plan de Atención a la Diversidad que recogía como principio estratégico y pedagógico el desarrollo de la inteligencia emocional como principal línea de intervención con alumnos con trastorno con Déficit de Atención por Hiperactividad (TDAH).
El claustro de profesores, a principio de curso, propuso como línea de  investigación  en  el  centro,

Foto: Rafael Martínez

con el asesoramiento del Departamento de Orientación, un estudio que probara la mejora del rendimiento académico de los alumnos con TDAH integrados en las aulas ordinarias, en los diferentes niveles de la Educación Secundaria Obligatoria, mediante el desarrollo de la inteligencia emocional y el equilibrio de su estado de anímico.

Situación educativa inicial

Nos encontramos situados en un centro educativo, cuyo número de alumnos que asisten hiperactivos representa solo el 3% del total del alumnado que cursa Educación Secundaria Obligatoria, en su primer ciclo.
El equipo docente plantea la necesidad de fomentar la integración de estos alumnos en las aulas ordinarias, desde los principios de normalización y diversificación educativa, pese a las dificultades que se asocian al trastorno como problemas de comportamiento y disciplina, agresividad en el aula, estados de ánimo disfóricos y otros asociados como capacidad intelectual límite.
Una vez consensuado el proyecto de trabajo común, el equipo docente se reúne con el Departamento de Orientación para establecer los pasos de intervención educativa de esta línea de investigación en la que colaboran muy directa los tutores del primer ciclo en el que la incidencia de esta Necesidad Educativa Especial tiene mayor implicación en el proceso de mejora de la inteligencia y rendimiento académico.
Para llevar a cabo esta línea de investigación se seleccionan un grupo de 3 alumnos con TDAH que cursan el primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria y un grupo control formado por 4 alumnos del mismo ciclo que no serán sometidos al Programa de Inteligencia Emocional, de forma que, pueda valorarse la mejora en el rendimiento académico y el desarrollo de la inteligencia emocional, de aquellos que han sido trabajados desde esta línea metodológica.
El resto de alumnos hiperactivos serán atendidos dentro o fuera del aula ordinaria por los profesionales cualificados, en función del grado de sus dificultades de aprendizaje y en relación a la respuesta educativa que organice el Departamento de Orientación en colaboración con el equipo docente y tutor del grupo.

Recursos

Para el desarrollo del Programa de Inteligencia Emocional que llevara a acabo el tutor en el aula ordinaria como un programa de intervención con alumnos en las horas de tutoría, e incardinado en cada una de las áreas curriculares del primer ciclo y por tanto, responsabilidad del equipo docente, se dispondrá de los siguientes recursos:
1.-Escuela de Padres: formación y orientación sobre el desarrollo de la inteligencia emocional en sus hijos. Características y educación del niño con TDAH. Mejora de las habilidades sociales y de comunicación entre padres e hijos con TDAH.
2.-Asesoramiento continúo del programa de trabajo del Departamento de Orientación y de la profesora especialista de Educación Especial.
3.-Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional para alumnos Hiperactivos dentro del Plan de Atención a la Diversidad del centro y del Proyecto Curricular de la Etapa de Educación Secundaria Obligatoria.
4.-Los Departamentos Didácticos promocionan esta investigación en colaboración con el Departamento de Orientación, mediante la elaboración de una prueba test y restest en la que se incluyen pruebas de evaluación inicial y final del nivel de competencia curricular en cada una de las áreas curriculares, el aprendizaje de habilidades sociales y de comunicación, pruebas de role-playing ante situaciones en el aula que requieren de una implicación emocional, pruebas de role-taking, empatía y asertividad, técnica de dinamización de grupos, cuestionarios de expectativas académicas y de relación personal, relacionadas con el grupo-clase y al profesorado, así como, relacionados con la familia.
5.-Plan de Acción Tutorial en las Jornadas de Acogida de alumnos y los Programas de Intervención Educativa para alumnos con NEE.

Propuesta de intervención educativa

La propuesta de investigación constará de tres fases:
1.-Fase inicial del Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional que constara de los siguientes pasos:
-Evaluación por el Departamento de Orientación de las necesidades educativas de alumnos con TDAH que formen parte de la muestra 3 alumnos con Hiperactividad del primer ciclo de Educación Secundaria, escogidos al azar.
-Propuesta por parte del equipo docente y de los Departamentos Didácticos de los objetivos del programa:
A.-Mejora del rendimiento académico
B.-Optimizar la competencia intelectual de alumnos con TDAH.

2.-Fase de Intervención educativa:
-Propuesta de los pasos de intervención educativa.
-Previa selección de los alumnos que serán objetivo de la propuesta de investigación.
-Evaluar el nivel de competencia mediante unas pruebas que serán elaborados por los Departamentos Didácticos en base a los objetivos mínimos en las distintas áreas curriculares.
-Aplicar el Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional mediante:
-Enseñanza de habilidades sociales y de comunicación.
-Enseñanza de la capacidad de asertividad y empatía.
-Aprendizaje de habilidades de autocontrol emocional.
-Estrategias de trabajo cooperativo y enseñanza recíproca.
-Aprendizaje de estrategias de enseñar a pensar.

3.-Fase de evaluación del programa aplicado. Prueba de retest. Evaluación del nivel de competencia curricular y de las expectativas del profesor y familia.

Desarrollo de la investigación

Una vez que los alumnos son diagnosticados psicológicamente por el Departamento de Orientación del centro, en colaboración con el Centro de Salud y que se ha realizado una entrevista con la familia, como un control farmacológico o médico si se considera necesario, será valorado el nivel de competencia curricular de cada uno de los tres alumnos seleccionados por el equipo docente, como evaluación inicial en función de los objetivos mínimos establecidos por áreas por los Departamentos Didácticos.
Tras el diseño del Programa de Inteligencia Emocional y su aprobación por la Comisión de Coordinación Pedagógica y Claustro de Profesores, planteamos la justificación del programa de intervención educativa.
Los alumnos hiperactivos se consideran inestables y hábiles emocionalmente, con escaso autocontrol emocional. Su exceso de actividad motriz y sus dificultades para centrar la atención, les dificultan en muchas ocasiones, el rendimiento satisfactorio de sus capacidades académicas, habilidades y destrezas.
Es por ello, que muchos de estos alumnos fracasan académicamente y su inteligencia emocional no se desarrolla al máximo de las posibilidades individuales.
En algunos casos, suele mostrarse una tendencia a la falta de habilidades para interactuar con los iguales y por tanto, para comunicar y recibir emociones propias o de su grupo, es por ello, que el fomentar un clima en el aula armónico, equilibrado y cohesionado con los iguales y el desarrollo de la inteligencia emocional en el alumno hiperactivo, así como, unas expectativas positivas en relación a su rendimiento y su habilidad para relacionarse, optimiza de forma significativa el rendimiento intelectual del mismo, ya que es capaz de sentirse seguro, aceptado, integrado y ha aprendido a desarrollar un conjunto de habilidades sociales y de comunicación que le permitiría beneficiarse de la ayuda de los demás compañeros o del compañero-tutoring.

Resumen

-Objetivo: Mejora del rendimiento académico y la competencia intelectual de los alumno que han sido intervenidos desde el Programa de Educación Emocional.
-Contenidos: Enseñanza de habilidades sociales y de comunicación; estrategias de organización del trabajo en grupo y enseñanza recíproca. Enseñanza de habilidades para expresar emociones y recibirlas. Desarrollo de la capacidad empática.
-Procedimiento: en las horas de tutorías y en todas las áreas curriculares a trabajar como actitudes y procedimientos en el aula. Mediante el trabajo cooperativo y dinámicas de dramatización en grupo e individuales, saber autocontrolar emociones, desarrollar la capacidad de expresar y comunicar de forma gestual.
-Evaluación: inicial del nivel de competencia, grado de expectativas sobre el rendimiento académico en relación al profesorado, familia y alumnos, actitudes de integración y grado de habilidades sociales y de comunicación. Evaluación final empleando los mismos materiales de análisis y de valoración individual y grupal.
El proyecto de trabajo por el equipo docente, coordinado por los Departamentos Didáctico y organizado por el Departamento de Orientación, probó la hipótesis descrita al principio, los alumnos hiperactivos que habían sido integrados dentro de la clase y que participaron en el Programa de Desarrollo de la Inteligencia Emocional habían obtenido mejores puntuaciones finales en la evaluación final de su nivel de competencia, mostraban mayores habilidades de relación con sus iguales, y se encontraban más seguros de sus capacidades, seguros emocionalmente e integrados en su grupo-clase.

María del Carmen Girón Calero
Profesora de Educación Especial y Psicopedagoga

 

arriba