Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Una maestra especialista en educación
musical
expone sus experiencias docentes con alumnos de Infantil

¿Por dónde empezar con la música?
Son muchas las razones por las cuales la música es importante en el desarrollo
infantil del niño. La música ayuda a la adquisición del lenguaje; desarrolla el sentido
del oído; ayuda al ejercicio de la memoria, concentración y atención; ayuda al
aprendizaje de las matemáticas y desarrolla la creatividad.

La presencia de la música en la programación de actividades en la clase de infantil (aunque no de forma individual, sino integrada en las tres áreas de educación infantil) es importante y se debe, por parte del profesor, tomar gran interés para el desarrollo de dichas actividades.
La actitud del profesor debe de ser de escucha y aceptación de todo tipo de músicas, pues él es el modelo a seguir por los niños, y sus decisiones y gustos musicales influirán en las preferencias de sus alumnos.
Aunque no existe especialista de educación musical en infantil, el profesor especialista en música de primaria ayudará y dará apoyo para que el profesor de infantil pueda introducir la educación musical en su aula.
La metodología debe ser activa, ya que la música es un arte que se trabaja con todo el cuerpo, y de esa manera el niño puede sentirla en su interior. Una frase de Confucio define muy bien la metodología que se debe utilizar en las actividades musicales: “Se lo dijo… y lo olvidó; lo vio… y lo creyó; lo hizo… y lo comprendió”. El profesor motivará y animará a los alumnos a participar en todas las actividades, incluyendo en ellas aspectos lúdicos. Con el juego, el niño aprende conceptos y actitudes, al mismo tiempo que se divierte. Se deben tener en cuenta los conocimientos que tengan los niños de música. Hay familias en las que la música es un aspecto importante de sus vidas y la trabajan desde que nacen. También es importante que el profesor enseñe a aceptar y a ser tolerante con las opiniones de los demás sobre gustos musicales. Los niños deben escuchar todo tipo de músicas para que, tras esa escucha, puedan hacer tener una opinión más diversa. Son “esponjas” y todos los estímulos musicales que reciban serán positivos para desarrollar todos los aspectos citados el principio.
Cuando se ama la música o se tiene interés por ella, su enseñanza a los niños es más fácil para el profesor, pues él transmite su gusto e interés por este arte. Pero no sólo hay que transmitir el amor a la música, sino que con ella se pueden realizar actividades relacionadas con las de más artes: pintura, arquitectura, escultura, cine o teatro.

Trabajar con el sonido

En la programación de actividades musicales, para niños de infantil, se comienza con las cualidades del sonido. A partir de un sonido que se trabaja, se va ampliando poco a poco hasta la escucha de grandes musicales.
También se trabaja, en los comienzos, diferencias entre sonido-silencio-ruido.  Con esto trabajamos el cuidado del oído (ruidos o sonidos muy fuertes de intensidad son perjudiciales para la salud auditiva) y la opinión sobre un sonido si es agradable o desagradable. Para trabajar sonido-silencio puede utilizarse cualquier tipo de instrumento o de obra musical. Para interiorizar ese sonido y ese silencio se realizarán sobre todo actividades de psicomotricidad (sonido: movimiento, silencio: estatua). Con este tipo de actividades se desarrolla la atención. Al mismo tiempo, podemos detectar problemas auditivos o de dispersión de dicha atención.
El trabajo con las cualidades del sonido es el principal motor para trabajar la escucha y el oído. El niño debe estar atento para saber qué está escuchando.
Entrando un poco en  materia teórica, definimos las cualidades del sonido como la forma que tiene de ser un sonido, sus características. Estas cualidades son cuatro: altura, duración, timbre e intensidad. La altura determina si un sonido es agudo o grave, es decir alto o bajo. La duración determina el tiempo que suena el sonido; pudiendo ser largo o corto. La intensidad se refiere al sonido fuerte o piano (flojo o suave). El timbre es la cualidad que diferencia un instrumento de otro, es decir, por medio del timbre sabemos si es de viento, cuerda o percusión.
Todas las cualidades pueden trabajarse de la misma forma, siguiendo esta sucesión de actividades de la más sencilla a la más complicada. Las cualidades se presentan de una a una para que el niño no tenga confusión. Es posible que el niño mezcle conceptos como fuerte con largo, y piano con corto. Por esta razón, se presentan de forma individual, repasando siempre la cualidad anterior antes de pasar a una nueva. Sólo se mezclan cualidades en contados casos, por ejemplo, el timbre puede juntarse con alguna otra cualidad (los niños pueden discriminar un sonido fuerte de caja china, o un sonido piano de triángulo; en este caso se mezclan la cualidad de la intensidad con la del timbre).

Enseñar a discriminar sonidos

Este es un ejemplo de secuenciación de actividades: aquí se trabaja la cualidad de la intensidad (piano-fuerte).
Con un instrumento, preferiblemente de percusión de madera (caja china o claves), realizar de forma oral discriminaciones de sonidos fuertes y pianos. El profesor toca sonidos y dice si son fuertes o pianos. Después toca otra vez y pregunta a los niños como es ese sonido
Se deja a los niños el instrumento para que ellos realicen de forma libre sonidos pianos y fuertes, siempre diciendo como es el sonido que realizan.
Una vez interiorizado el concepto, se realiza la discriminación de forma corporal, es decir, el profesor toca sonidos andando por la clase: si son fuertes, los niños dan golpes con los pies en el suelo de forma fuerte; si el sonido es piano, los niños andan de puntillas.
El siguiente paso es plasmar esa cualidad de forma plástica. Se realizan dictados en la pizarra de forma colectiva o en un folio de forma individual. El profesor toca sonidos y el niño dibuja un círculo grande o pequeño según sea el sonido fuerte o piano. Se puede hacer con lápiz o con gomets.
Ahora que los niños realizan grafía no convencional de los sonidos que escuchan, pueden realizar interpretaciones. El profesor escribe en la pizarra una serie de círculos grandes y pequeños y el niño toca piano o fuerte según sea el círculo.
Con cartulina o papel, se recortan círculos grandes y pequeños con los que el niño realizará, de forma manipulativa, dictados e interpretaciones.

Trabajar con las cualidades

A continuación, se expone un cuadro en donde están reflejados los instrumentos, movimientos o materiales plásticos para realizar con cada una de las cualidades.

INTENSIDAD

DURACIÓN

ALTURA

TIMBRE

Instrumento

Percusión madera o membrana

Percusión metal

Flauta
Xilófono
Percusión metal y percusión madera

Todos los instrumentos

Psicomotricidad

Pasos golpeando fuerte el suelo(fuerte) o pasos de puntillas (piano)

Paso corto (corto) o paso largo (largo)

Manos arriba (agudo) o manos abajo (grave)

Un movimiento para cada instrumento (2ó 3 instrumentos)

Plástica

Círculos grandes (fuerte) y círculos pequeños (piano)

Rayas cortas (corto) y rayas largas (largo)

Raya arriba (agudo) y rayas abajo (grave)

Diferentes símbolos: círculo, triángulo, cuadrado (uno para cada instrumento)

La música es un arte que desarrolla la sensibilidad y el gusto musical. A medida que el niño avanza en su educación musical, aumenta su desarrollo auditivo y sobre todo, su sensibilidad.
El trabajo con la cualidades del sonido nos llevará a experimentar con ellas en otras actividades: canciones, audiciones, danzas,… El niño desarrolla un gran sentido de la escucha y de la atención.
Para concluir, decir que la educación musical es importante desde que el niño o niña se encuentra dentro del vientre de la madre. Numerosos estudios han observado la influencia de la música al feto. Por ello, la educación musical comienza desde el principio de los principios en la vida de la persona.

Mª José Pellús Tena
Maestra especialista de Educación Musical. Habilitada en Primaria e Infantil

 

arriba