IV Edición del premio de literatura infantil y juvenil "Leer es vivir"

Nuevo método de corrección de la dislexia

La asociación de padres Puerta de la Letras pretende la integración de las personas afectadas

Parece inteligente, pero no lee ni escribe; a pesar de su alto cociente intelectual sus calificaciones son deficientes; prefiere los exámenes orales a los escritos; e inventa excusas para no ir al colegio.

Este podría ser el perfil de un niño con dislexia, un problema severo de aprendizaje que afecta al 1% de la población escolar.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Los síntomas más frecuentes de dislexia son lentitud para asimilar la lectura y la escritura y la inversión de símbolos (d por b, q por p). Además, estas dificultades de aprendizaje derivan en trastornos del comportamiento y de relación social y familiar.
El psicólogo Andrés Barba especifica que los afectados por la dislexia presentan dificultades para el aprendizaje, sin que experimenten perturbaciones sensoriales aparentes y con una inteligencia media o superior. Este problema produce un retraso escolar que se manifiesta en un bajo rendimiento en el área lingüística y en matemáticas.
Lentitud para asimilar la lectura y escritura y la inversión de símbolos son los síntomas de dislexia más frecuentes, pero las personas afectadas también pueden experimentar confusión del tiempo y el espacio, desorganización y dificultad para la comprensión, así como problemas de lateralidad y esquema corporal y la capacidad grafo-perceptiva distorsionada.
Este psicólogo afirma que las causas de la dislexia no están claras. No obstante, los expertos apuntan que pueden ser neurológicas, emotivas, asociativas, socio-culturales, metodológicas, auditivas o cognoscitivas. Parece constatado que hay una transmisión genética y que existen antecedentes familiares e incluso varios hijos de la misma familia pueden ser disléxicos. Por sexos, afecta a los varones en un 80% y a las mujeres en un 20%.

Asociación de padres
La Asociación "Puerta de las Letras" surge por iniciativa de un grupo de padres de niños afectados y pretende la integración de las personas con dislexia, aplicando el método de corrección de Ronald D. Davis, que se ha experimentado en Estados Unidos con un 97% de éxito.
Según explica Antonio Yagüe, presidente de esta asociación y padre de dos niños afectados, "elaboramos nuestro pensamiento mediante palabras (área verbal) e imágenes (área visual) y tendemos a especializarnos en una de las dos. La percepción disléxica es predominantemente visual, pero el sistema de aprendizaje está basado principalmente en palabras, lo que crea problemas a los visuales. Este aspecto es muy importante si tenemos en cuenta que el 20% de la población es predominantemente visual y que el 10% tiene problemas de aprendizaje por esta razón".
Ciertas palabras sin imagen (el, se, a, por...) impiden la formación del pensamiento visual y estas palabras generan confusión; la confusión acumulada origina desorientación; la desorientación distorsiona la percepción; y la percepción distorsionada genera errores.

Método revolucionario
El método de corrección de la dislexia creado y experimentado en Estados Unidos por Ronald D. Davis, basado en el análisis de su propia experiencia ya que fue disléxico hasta los 37 años. Este método permite, en unas 30 horas, un cambio radical en las personas con dislexia.
La clave del método Davis es trabajar la orientación como base fundamental de la terapia. En primer lugar debe existir una detección y control de la desorientación que se produce cuando hay palabras que carecen de imágenes. En segundo lugar este método elimina la confusión que producen estas palabras que impiden la formación del pensamiento visual.
Los interesados en ampliar esta información pueden acceder a la página web de la asociación: www.dislexia.net

arriba